Facebook Twitter Youtube Google Plus
El Sevilla, con cambios y gol de Muriel, firma un gran inicio

La rotación victoriosa

Escrito por Álvaro Ramírez

Domingo, 17 Septiembre 2017 16:55
Facebook Twitter 104
Girona FC
0
1
Sevilla FC
Los jugadores del Sevilla celebran el gol de Muriel.
Los jugadores del Sevilla celebran el gol de Muriel.
Goles

0-1, m. 68: Muriel.

Alineaciones

Girona FC

Iraizoz; Mojica, Juanpe, Muniesa, Bernardo, Aday; Pere Pons (Kayode, m. 79), Granell, Borja García, Portu (Colunga, m. 79); y Stuani (Aleix García, m. 66).

Sevilla FC

Sergio Rico; Corchia, Carriço, Lenglet, Carole; N'Zonzi; Montoya (Corchia, m. 76), Banega, Ganso (Vázquez, m. 62), Sarabia (Krohn Dehli, m. 84); y Muriel.

Árbitro

De Burgos Bengoetxea.

Tarjetas

Amarillas a N'Zonzi (22'), Juanpe (24'), Corchia (44'), Bernardo (56'), Carriço (71'), Lenglet (84'), Vázquez (90')

Incidencias

Montilivi.

Ya firma el Sevilla uno de los mejores arranques de Liga de su historia. Tres victorias y un empate lo colocan arriba en la clasificación. Pero lo que de momento sale victorioso en este principio de la temporada es la política de rotaciones de Eduardo Berizzo. Sería mentir pensar que salga quien salga el Sevilla ofrece el mismo rendimiento, porque no es así, porque hay distancias entre el rendimiento de algunos y de otros, pero el caso es que los resultados se mantienen, y lo cierto es que el conjunto hispalense sigue avanzando en el campeonato con paso firme, invicto y arrancando un buen empate en la Liga de Campeones.

Ante el Girona el Sevilla hizo un partido de los que está acostumbrando. Con muchas rotaciones, ocho cambios con respecto a Liverpool, con medios cuestionables, sobre todo por la mala primera parte, con resultado irreprochable. Tras tirar 45 minutos casi a la basura, en la segunda se empleó con más acierto y trascendencia. Mejoró, y con eso le bastó para tener sus ocasiones, marcar una y batir a un animoso rival, que lo cierto es que pudo empatar con varias ocasiones en el tramo final, penalti lanzado al larguero incluido. 

Berizzo volvió a recurrir a los cambios e introdujo hasta ocho con respecto al partido ante el Liverpool en la Liga de Campeones

De nuevo, como en otros encuentros de este comienzo de temporada, el Sevilla salió al campo bastante dormido, bastante relajado. Eso no se tradujo en apuros, pero sí en un dominio bastante claro del Girona. Hasta que el equipo nervionense entra en calor, hasta que sus jugadores de control y posesión empiezan a reclamar la pelota, los minutos pasan, y se pierden. Eso pasó con los 15 primeros minutos, en los que el Girona apretaba, presionaba y apenas dejó al Sevilla salir de su campo, porque entre otras cosas tampoco robaba la pelota. Los de Berizzo tienen calidad de sobra para tener la pelota, pero andan faltos de agresividad, al menos en el once de Girona. Por eso pasó esa primera fase del partido y el Sevilla la dejó pasar como si escuchara llover. El resto de una intrascendente primera mitad fue sobre todo eso, intrascendente. Es verdad que los hombres de negro, así vestía en Montilivi, se hicieron con la pelota, N'Zonzi, Banega entraron más en acción y la pelota ya se escapaba menos. Pero ese control, esa posesión, apenas se traducía en peligro. Ni los laterales ni los interiores tenían profundidad, y tan aburrido estaba ya Sarabia que se vino al centro a intentar combinar. Pero se echaba en falta mayor incidencia por los costados. Carole lo intentaba pero sin demasiada claridad en los metros finales y Montoya estuvo errático y ni atinó. Muriel casi ni la olía pues, porque el Sevilla apenas llegaba, y se aburrió, como muchos de los que estuvieran viendo el partido. Lento, aburrido, sin ocasiones... peñazo.

Otra segunda mitad, afortunadamente

Por fortuna para los sevillistas y los espectadores, el Sevilla salió con otro talante en la segunda mitad. Se metió más en el campo contrario, los interiores y laterales ganaron metros y eso, con la posesión incluida, provocó que el equipo nervionense empezara a ganar zonas de remate y de pase. Con Ganso, Banega y Sarabia más cerca del área, los pases, las transiciones y combinaciones resultan más definitivas, más peligrosas. Cada uno de ellos se encargó de dar diferentes pases con peligro. Uno del madrileño de hecho dejó solo a Muriel en una jugada muy parecida a otra que más tarde sería más alegre.

Entre tanto, Berizzo, que veía cómo crecía su equipo pero no acertaba, sacó al Mudo Vázquez, que debutaba esta temporada. Precisamente para seguir manteniendo opciones de pase pero también para ganar en frescura. Un balón bien interpretado por el argentino tras recibir en el mediocampo se convirtió a la postre en el gol de Muriel, que había fallado alguna clara antes pero que con un remate bastante limitado rompió su mal fario y marcó su primer gol con la camiseta del Sevilla.

El 0-1 tradujo esa mejoría sevillista en el marcador, pero cortocircuitó el control del partido de los de Berizzo. De hecho, el tanto, unida a la aparición en el partido de Aleix García, provocó que de nuevo el partido cambiara. El Girona, aprovechando el costado derecho del Sevilla, con un Mojica muy activo, empezó a buscar el empate y ocasiones tuvo para hacerlo. Dos claras, muy claras, para hacerlo, de Juanpe en un córner y una de Pere Pons tras gran regate del citado Mojica. Salvó milagrosamente Lenglet en el último momento.

Los sevillistas, por contra, no aprovecharon bien los espacios que dejaba el Girona atrás. Con Banega más cansado y menos participativo, con N'Zonzi más atrasado, las líneas de pase no aparecieron y salvo alguna llegada de Sarabia, que se la dio a las manos a Iraizoz, no hubo demasiadas contras para matar el encuentro.

Los últimos minutos fueron locos, el colegiado pitó un penalti inexistente que falló el Girona, el Sevilla desaprovechó contras y pudo pasar cualquier cosa... aunque al final no pasó nada y el marcador se mantuvo

El partido parecía agotarse pese a todo, pero en los últimos minutos el partido sufrió unas alteraciones inesperadas. Más que sufrirlas, se la infligió De Burgos Bengotexea, que se inventó un penalti en el minuto 89 por un despeje del Mudo Vázquez ante Mojica. El colegiado vio una falta donde solo hubo una inclinación de cabeza. El caso es que el penalti se lanzó, pero como el miércoles en Anfield, el Sevilla se alió con la fortuna, con los palos o con la justicia, porque el penalti no debió de ser señalado. Granell la lanzó al larguero y el partido se agotó con alguna que otra contra que tampoco se materializó de forma acertada, uno de los debes del Sevilla en la segunda mitad.

Pero finalmente nada más alteró el desarrollo del encuentro ni el marcador. El Sevilla volvió a sumar tres puntos y firma un espectacular arranque de temporada. Por los resultados, por los 10 puntos ya en el casillero, pero también porque Eduardo Berizzo sigue recurriendo a las rotaciones como política habitual, y los resultados le dan la razón. Y la competitividad, también. Queda afinar algo más el patrón de juego, plasmar el control en más ocasiones y permitir menos llegadas de los rivales. De momento, va por buen camino. 

Todos los resultados en resultados.eldesmarque.com

CLICK PARA COMENTAR


Agenda del día Sevilla F.C.

Próximo entrenamiento

Tendrá lugar el jueves 21 de septiembre a las 10.30 horas en Ciudad Deportiva

Observaciones: Puerta cerrada

Próximos partidos

Atlético de Madrid-Sevilla FC

Sábado, 23 Septiembre 2017 a las 13.00 horas en Wanda Metropolitano

Competición: Primera División (Jornada 6)

Televisado por: BeIN Sports LaLiga

Sevilla FC-Maribor Branik

Martes, 26 Septiembre 2017 a las 20.45 horas en Ramón Sánchez-Pizjuán

Competición: Liga de Campeones (Fase de grupos, jornada 2)

Televisado por: BeIN Sports

Así vamos...
Primera División PT PJ
1 Barcelona Barcelona 18 6
2 Atl. Madrid Atl. Madrid 14 6
3 Sevilla Sevilla 13 6
4 Valencia Valencia 12 6
5 Real Madrid Real Madrid 11 6
El Desmarque