Facebook Twitter Youtube Google Plus
El Sevilla, en cuartos de final de la Liga de Campeones tras invadir Old Trafford

Más allá de los sueños

Escrito por Álvaro Ramírez

Martes, 13 Marzo 2018 20:45
Facebook Twitter 246
Manchester United
1
2
Sevilla FC
Ben Yedder celebra su segundo gol en Old Trafford.
Ben Yedder celebra su segundo gol en Old Trafford.
Goles

0-1, m. 73: Ben Yedder. 0-2, m. 77: Ben Yedder. 1-2, m. 84: Lukaku.

Alineaciones

Manchester United

De Gea; Valencia (Mata, m. 76), Bailly, Smalling, Young; Matic, Fellaini (Pogba, m. 60), Lingard (Martial, m. 76), Alexis, Rashford; y Lukaku.

Sevilla FC

Sergio Rico; Mercado, Kjaer, Lenglet, Escudero; Nzonzi, Banega; Sarabia, Mudo Vázquez (Pizarro, m. 87), Correa (Geis, m. 89); Muriel (Ben Yedder, m. 72).

Árbitro

Danny Makkelie (Holanda).

Tarjetas

Mostró amarillas a Banega (5'), Ben Yedder (78'), Correa (88'), Sarabia (89'), Rashford (93').

Incidencias

Old Trafford. 74.999 espectadores.

El sueño del Sevilla tenía 60 años, iba camino de la senectud. Y se había quedado en esos agujeros de la conciencia que parecen dados por imposibles. Era un sueño inalcanzable, era un sueño irrealizable, y hasta en tres ocasiones se topó el Sevilla con la barrera de esa realidad que una vez y otra vez acababa con ese sueño. Pero llegó 60 años después un martes 13 el Sevilla Fútbol Club a Manchester, a Old Trafford, a materializar y hacer realidad esa materia onírica. A derribar esa barrera histórica, a igualar el techo y revolver los cimientos de toda Europa metiéndose entre los 8 mejores conjuntos del Continente, entre los 8 mejores conjuntos de la Liga de Campeones.

Qué es de hecho el Sevilla si no es un campeón; qué es el Sevilla si no es un grande; qué es el Sevilla si no es un equipo capaz de todo; qué es el Sevilla si no un conjunto que hace los sueños realidad. Qué es el Sevilla si no es el equipo capaz de hacer realidad los sueños e ir más allá. Eso, todo eso, es el Sevilla. Y todo eso acudió a Old Trafford, a profanarlo, a llevarse los sueños y hacer historia con mayúsculas. Lograr una de las más grandes hazañas de los más de 100 años de la entidad, venir a casa del Manchester United, jugarle, ganarle, eliminarle.

Porque es el Sevilla un equipo campeón, pero también es un equipo capaz de crecer hasta el infinito, de venir de la inseguridad hasta agigantarse y lograr un hito con fútbol, con un gran partido. Porque el equipo nervionense completó posiblemente el mejor partido al máximo nivel de la temporada. Enseñando algunas de sus deficiencias, pero sobre todo mostrando sus virtudes, sus capacidades, mostrando sus mejores armas. Pasa a la historia el Sevilla porque pasan a la historia sus jugadores, que en un amplio, amplísimo porcentaje, rindieron en su máximo esplendor. Espectacular Ben Yedder, que salió para hacerse un hueco con letras de oro en los anales matando, lo que no hizo Muriel. Portentosos partidos de Lenglet y Nzonzi. Los franceses, junto con Banega, son dos de las grandes razones de este éxito.

Un éxito que secundaron Sarabia, espectacular segunda parte, Mercado, jugador de verdad sea donde sea, Escudero, maduro, de Champions, Rico, que estuvo donde debió, y el Mudo, que a su ritmo es el futbolista en el que reposa en los momentos difíciles el equipo. Correa, Muriel, Kjaer, que se rehízo de un inicio nefasto... 

Al margen de Ben Yedder, protagonista absoluto, merecen mención por sus portentosas actuaciones Lenglet, Nzonzi y Banega, sobre el primero se sostuvo, sobre los centrocampistas respiró

La primera parte fue por periodos. Se los repartieron el Manchester y el Sevilla en cuanto a dominio de la pelota, llegadas al área, presión efectiva y también en cuanto ocasiones peligrosas. Realmente, no hubo muchas, en parte porque el equipo de Montella se mostraba absolutamente inocente las veces, más de una, de dos y de tres, que se plantó en el área rival; y en parte porque la más clara del United, un remate de Fellaini, lo sacó Sergio Rico.

Más allá de esa alternancia en el dominio, todo estaba equilibrado. El Sevilla se mantuvo en defensa gracias a un portentoso Lenglet, que solventaba sus problemas y los de los demás, especialmente en el arranque de Kjaer, que creó en sus primeras cuatro acciones una enorme inseguridad. Pero allí estaba el francés para sacar, ir al corte, por arriba…

Secundando el gran rendimiento del galo estuvo su compatriota Nzonzi, que junto a Banega propició que el Sevilla encontrara momentos de paz con la pelota, que se encontrara cómodo en el campo y que su equipo se plantara en el área o cerca de ella con posesión franca. Luego a partir de ahí lo que sucedió fue un poco lo de siempre. Remates inocentes, casi indolentes, poca maldad y poco peligro.

Eso cuando el Sevilla dominaba. Cuando lo hacía el United, el peligro solía llegar por parte de Alexis, paredes de Lukaku de espaldas o internadas de Rashford. Lo defendió bien el conjunto nervionense en todo caso.

El United arrancó en la segunda mitad más potente, más poderoso, pero de nuevo se mantuvo muy firme el equipo nervionense en defensa

La segunda mitad arrancó con un United más incisivo. Con el equipo de Mourinho presionando más arriba y queriendo dar un paso más, aunque sin descuidarse. Sufrió por momentos el equipos sevillista, que además con los minutos parecía desfondarse, parecía ir a menos físicamente.

Tuvo aproximaciones y remates el equipo local, pero también tuvo varias el Sevilla, que parecía seguir maldito ante el gol. Hasta las pelotas rebotaban en lugar de rematarse.

Sosteniéndose en defensa con una actuación coral de máximo nivel, sacando y respirando a través de los poros de Nzonzi y Banega, el Sevilla, pese a sufrir por partes, seguía muy de pie en el partido, y metiendo conforme pasaban los minutos más miedo al Manchester.

El cambio del colmillo

Ese miedo solo tenía que tomar forma de remate, de gol, en alguna ocasión, en algún espacio de los que empezaron a aparecer. Y de forma oportuna el que apareció fue Ben Yedder, que sacó su colmillo. Le salió de cine a Montella el cambio por Muriel porque a los pocos minutos el delantero galo recogió una de las asistencias que Sarabia dio en la segunda parte para ponerla de remate seco a la izquierda de De Gea. Old Trafford explotó. Quedaban 17 minutos.

Pero aún quedaba más. Con el Sevilla crecido cada ataque era trascendental. Ocasiones, córners, faltas que nacían en los robos de la defensa, en la rápida distribución de la medular. Y llegó el segundo gol en una segunda jugada en un córner, de nuevo Ben Yedder. Old Trafford explotaba.

La realidad decía que la clasificación estaba prácticamente hecha, y así fue, por más que Lukaku pusiera algo de suspense. El Sevilla había barrido con fútbol al United, había logrado un hito con fútbol, había logrado una hazaña en el Teatro de los Sueños, y se había colado entre los 8 mejores equipos del Continente. La felicidad de los sevillistas desplazados, de los que estaban en sus casas solo se encuentra en un lugar, solo se vive en un lugar, más allá de los sueños, donde vive el Sevilla.

Todos los resultados en resultados.eldesmarque.com

CLICK PARA COMENTAR


Agenda del día Sevilla F.C.

Próximo entrenamiento

Tendrá lugar el Por determinar a las Por determinar en Por determinar

Observaciones: Por determinar

Próximos partidos

-

- a las - en -

Competición: - (-)

Televisado por: -

-

Jueves, 24 Mayo 2018 a las - en -

Competición: - (-)

Televisado por: -

Así vamos...
La Liga PT PJ
5 Villarreal Villarreal 61 38
6 Betis Betis 60 38
7 Sevilla Sevilla 58 38
8 Getafe Getafe 55 38
9 Eibar Eibar 51 38
El Desmarque