Facebook Twitter Youtube Google Plus
Llega para salvar el descenso

Cabezas: "Cada partido es una final, no tengo miedo"

Escrito por El Desmarque

Martes, 18 Abril 2017 13:32
Reportar vídeo Reportar

1       
Pulse para ampliar

Cabezas, presentado con el Betis Energía Plus (Foto: RBEnergía Plus).

El base Carlos Cabezas ha declarado en su presentación como jugador del Real Betis Energía Plus que supone "un orgullo estar en este equipo", al que llega "con una ilusión tremenda" pese a que sabe "la situación en la que está y su calendario", que complican sobremanera la permanencia.

El experimentado jugador ha declarado su firme intención de llegar a la capital andaluza tras recibir la oferta: "No me lo pensé cuando me llamó Berni Rodríguez. He conseguido muchas cosas, pero éste es un reto muy bonito. Sé dónde me meto. Me considero un jugador valiente y no tengo miedo", ha añadido Cabezas.

El malagueño asume por tanto que "cada partido ahora es una final" y espera "no llegar a Málaga con todo por jugar", donde el Betis se medirá en la última jornada al Unicaja, ya que estima que el club puede "competir con cualquiera en casa". El base ha querido restarle importancia a la situación del club, sobre todo porque "el vestuario no está roto" a pesar de las cabezas bajas que admitió haber visto.

El campeón del mundo en 2006 ha reconocido la influencia de su amistad con Berni para venir a Sevilla, pero ha enfatizado igualmente su vinculación con la ciudad porque su madre es sevillana y su tío, el futbolista uruguayo Hugo Cabezas, jugó en el Betis.

Cabezas ha recordado también que el Betis depende de sí mismo y posee "una plantilla con calidad para conseguir el objetivo" a pesar de que la victoria de ayer del Obradoiro en Bilbao, que supuso "un jarro de agua fría". No por ello el equipo debe bajar los brazos y el costasoleño ya piensa en el próximo rival: "Al Valencia se le puede meter mano y, aunque está haciendo un gran baloncesto, se le puede ganar".

Por otra parte, Berni Rodríguez, director deportivo del Betis, ha resaltado que supone "un honor que Carlos haya aceptado este reto en una situación tan complicada" y ha vaticinado que su excompañero "va a poner su baloncesto y su experiencia al servicio del club en este momento".

El técnico malagueño ha mandado un mensaje de tranquilidad a los aficionados para "mirar con positivismo lo que resta de temporada" porque, aunque "todo el mundo está desilusionado con tantas derrotas en casa, no hay mejor cosa que ver un pabellón lleno para sumar los triunfos que se necesitan".

CLICK PARA COMENTAR
El Desmarque