Sevilla
Facebook Twitter Google Plus

El efecto Míchel


Publicado el Lunes, 27 Febrero 2012 11:47
Facebook Twitter Google Plus 0

Que el Sevilla ha reaccionado en las dos últimas jornadas es evidente, que la llegada de Míchel al banquillo nervionense ha supuesto un revulsivo, de una u otra forma, también. El caso es que con el madrileño el conjunto nervionense se ha vuelto a meter en la pelea por Europa y ha dejado atrás la mala racha que arrastraba con Marcelino. Cabe preguntarse si Míchel es el principal responsable, junto con la mejora de algunos de sus futbolistas, claro está, o si la mejoría sevillista viene dada por otros factores. Cabe preguntarse, en cualquier caso, si existe el efecto Míchel y cuáles son sus particularidades.

A Míchel se le puede achacar directamente la recuperación de un modo de juego mucho más lógico, coherente. Tras su primer fiasco en Anoeta, Míchel ha recuperado el 4-4-2, y lo ha hecho posible. ¿Tiene una varita mágica acaso el madrileño? No, ni mucho menos. Pero sí ha sido más coherente con el sistema. Juega con dos centrocampistas como pivote, cierto, tan solo dos, pero el equipo ha juntado mucho más sus líneas, la defensa está ahora muchísimo más cerca de su centro del campo, ha ganado confianza y el equipo juega mucho más junto, ese es sin duda uno de los secretos de la evolución sevillista.

Quizás de esa misma disposicion se desprende que los centrocampistas se descuelguen mucho más y lleguen a posiciones de ataque. Con dos bandas incisivas, con Reyes y Jesús Navas en las bandas, la pelota suele llegar siempre al área, por lo que es importante tener efectivos en posiciones de remate, y los dos centrocampistas llegan con poderío a esas posiciones. Ante el Valencia, los dos que rematan en el área en el 1-1 son precisamente Rakitic y Medel. Es más, todos los goles con Míchel los han logrado centrocampistas (Medel, Trochowski y Jesús Navas). Es evidente que los centrocampistas tienen libertad para incorporarse al ataque.

Casualidad o no, con Míchel también han llegado mejoras en el aspecto individual. Quizás en eso tenga menos incidencia el técnico, o no. Jesús Navas, con el que el entrenador está volcado, vive su mejor momento de la temporada. Rakitic parece despertar, al menos como organizador, que no como goleador. Y Kanouté vuelve a ser pieza importante para el entrenador.

Además, ha tomado algunas decisiones en puestos concretos. Ha colocado a Reyes en la izquierda, a Palop en la portería e incluso está dando minutos a Babá. Además, mantiene una 'batalla' personal intentando recuperar a Campaña, algo difuso esta temporada. Lo cierto es que esas decisiones concretas le están saliendo bien y el equipo lo ha notado, igualmente para bien.

Por todo ello, y teniendo en cuenta que no todo, ni mucho menos es cuestión de Míchel, y que más tiene que ver quizás la implicación y la mejora de los futbolistas, cabe concluir que la llegada del madrileño sí que ha proporcionado un toque y un efecto positivo para el equipo que, por ahora, cristaliza en dos victorias consecutivas y en la recuperación deportiva y clasificatoria del Sevilla.

 

Sígueme en twitter: @alvarillus

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Your comments are subjected to administrator's moderation.

Ediciones