Facebook Twitter Youtube Google Plus
El balear es el alma y jefe de este ilusionante Betis

Míster Serra

Escrito por Gabriel Galán

Sábado, 08 Julio 2017 19:10
Facebook Twitter 264
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Lorenzo Serra Ferrer es el gran líder del nuevo Betis (Foto: Kiko Hurtado).

Menos mal para el Betis y para los béticos que Lorenzo Serra Ferrer volvió a Heliópolis. El mejor fichaje de los últimos años. Esta vez como vicepresidente deportivo, para ir echando poco a poco a Miguel Torrecilla como jefe de la planificación y asentarse en un puesto que no ha tenido una figura de verdad en los últimos años. Porque tanto Torrecilla como Eduardo Maciá no supieron dónde estaban, quizás porque faltó apretar las tuercas desde arriba.

Y Serra sí sabe dónde está. Y aprieta las tuercas. Basta ver las caras de muchos que antes vivían más tranquilos en el club y que ahora entienden que otro Betis, un mejor Betis, es posible. Gracias a Serra. Aunque no era muy difícil, la verdad. Luego rodará la pelota y tendrá que entrar más veces en la portería del rival que en la propia, posiblemente sin Dani Ceballos y puede que sin Rubén Castro, pero las bases están puestas sobre la mesa.

Serra quería un Betis made in Spain y Quique Setién va a tener un Betis de españoles, gente que conoce lo que es el Betis (o al menos tiene una idea) y lo que es la Liga española. Nada de inventos y de melones por calar como la mayoría de jugadores que llegaron en las dos últimas temporadas, sobre todo. El balear tiene el teléfono ardiendo y viaja como pocos han viajado. Un día Inglaterra, vuelta a Sevilla para una presentación, al día siguiente a Holanda, pero hay que regresar otra vez y estar delante de los periodistas para presentar a Guardado, por ejemplo. Un Serra omnipresente y todopoderoso, en el buen sentido de la palabra.

Porque el Betis será lo que exija Serra, míster Serra para muchos. Hablan Haro, los jugadores o hasta los empleados del club como si Serra aún fuera el entrenador del Betis. No lo es, pero su carisma, trabajo y amor a unos colores no se olvidan nunca. Quizás gracias a Serra no haya habido un cambio en la cúpula del Betis, quizás gracias a Serra el Betis volverá a ganar más partidos. Pero seguro que gracias a Serra el bético se siente ilusionado como en aquellos tiempos donde su Betis no se arrastraba por los campos, donde su Betis era un ejemplo en España, donde su Betis, al final y al cabo, era uno de los grandes.

PD: No descarto incluso que algún día tenga que calzarse las botas y ponerse camiseta y calzonas para ayudar a Setién y meter veneno a los jugadores.

CLICK PARA COMENTAR

El Desmarque