Facebook Twitter Youtube Google Plus
Ángel Haro y el estilo Lopera

Las tribus del Betis

Escrito por Gabriel Galán

Miércoles, 10 Mayo 2017 10:42
Facebook Twitter 17
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Ángel Haro, presidente del Betis.

Mi padre, muy bético, lleva mucho tiempo sin ir al campo del Betis porque no quiere saber nada de Lopera. Que mientras que Lopera esté en el Betis, él no pisa el Benito Villamarín. Yo le digo que Lopera, aunque sigue por ahí, ya no está, que son otros los que están, pero me pongo a pensarlo bien y creo que tiene razón. Que Lopera sigue estando en el Betis. No es Manuel Ruiz, pero como si lo fuera.

Porque Ángel Haro se está pareciendo cada día más a aquel presidente que ilusionó durante un tiempo a los béticos y que después ha sido repudiado por la mayoría. Y al final, porque esto es fútbol, lo que manda es la pelotita, la que pone y quita entrenadores y también invita a quitar y poner presidentes. Haro dejará de ser presidente del Betis más pronto que tarde, cuando digan los accionistas, porque la dichosa pelotita no suele entrar casi nunca en la portería del rival. Eso para empezar.

Pero Haro no sólo se está equivocando en su gestión deportiva, muy deficiente por decir algo bonito. El Gol Sur está muy bien y es de aplaudir, la radio y la tele son una garantía de éxito porque hay enormes profesionales... ¿y lo importante de verdad? Toda España está viendo lo que es el Betis, casi toda España está sintiendo pena de lo que es este Betis. Haro, que no sabe dónde está metido, que no sabe lo que es gestionar el Betis, empieza a tener miedo de perder el sillón. Y ahí es donde puede firmar su defunción como presidente del Betis.

Preso de sus palabras... y de sus hechos

Haro se equivoca también cada vez que habla, cuando culpa directamente a la plantilla una vez que se ha hundido el barco. Cuando se refiere a "francotiradores", a "campaña orquestada", a criticar todo lo que haya que criticar para salvar el culo. Aunque no tenga razón. Pero, sobre todo, se equivoca cuando habla de los béticos. Es indecente y hasta sancionable que un presidente del Betis tilde de tribus a diferentes sectores del beticismo (me imagino que también irá por la prensa). Al más puro estilo Lopera.

En el Betis no hay tribus, hay muchos béticos que están sufriendo por lo que más aman, familia a un lado. Porque el Betis es mucho más de lo que se cree Haro, el Betis da (o daba) la vida a muchos béticos. Hay muchas palabras y pocos hechos. Muchas palabras erróneas y muchos hechos malos. Impropios del Betis, impropios de una entidad que, bien dirigida, con un grupo de béticos que sepan de fútbol y bien asesorados, podría estar entre los mejores de España. Porque el gran tesoro del Betis es su gente, su afición. A esos que Haro llama "tribus".

Por cierto, mi padre no pertenece a ninguna tribu del Betis y sigue sin querer ir al estadio. A lo mejor es porque sigue Lopera o uno que no es Lopera pero como si lo fuera.

CLICK PARA COMENTAR
El Desmarque