Facebook Twitter Youtube Google Plus
Una situación del Betis insostenible

La UVI

Escrito por Gabriel Galán

Miércoles, 05 Abril 2017 11:35
Facebook Twitter 36
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Ángel Haro, en el palco del Benito Villamarín (Foto: Kiko Hurtado).

Dentro de unos años, no muchos, habrá quien pregunte a béticos de otro pensamiento al de los dirigentes actuales del Betis que dónde estaban ellos en el 2017. Como lleva haciendo Lopera desde 1992 para restregar que fue él quien salvó al Betis aquel año. Eso dice él, porque de momento la justicia no lo tiene muy claro. Pero 25 años después de aquel sufrimiento, el Betis va camino del hospital con un parte serio. Cerca de la UVI (o la UCI, que los términos han cambiado con los años), con la afición ya desesperada y hasta aburrida de tanto desastre. Uno tras otro. 

25 años después el Betis está malito. Y si no está extremadamente grave es gracias al papel de otros rivales que van a hacer bueno a aquel Betis de los 25 puntos. Otra vez el número 25. Pero, ojo, que la gravedad de su enfermedad (centrado sólo en lo deportivo) tiene visos de empeorar en una de las semanas más grandes de la ciudad. La derrota ante el Villarreal ha provocado que el choque ante la UD Las Palmas sea una final para mucha gente. Porque si el entrenador se juega el puesto y lo llega a perder, más de uno en Heliópolis tiene que coger el mismo camino. Todo aquel que haya asegurado que Víctor Sánchez será el técnico del Betis la próxima temporada. Y más de uno lo ha dicho, ahí están los audios, vídeos y noticias. Que no se lo está inventando quien escribe estas líneas.

Si la afición es soberana, algo debería pasar en las próximas horas en el Betis. Puede que Víctor, incapaz por ahora de hacer un Betis bueno, sea el foco de las críticas, pero que cada palo aguante su vela. La directiva ya comprobó que no hay tantas palmas y sí muchos pitos. Torrecilla pudo ver, y oír, que es culpable de lo que está padeciendo el Betis. Y los jugadores... El día que mejoren la eficacia en ambas áreas serán dignos competidores, por lo menos, de la Liga de Campeones... Lo que hay que aguantar.

Y a pocos días también para que vivamos en Sevilla la Feria aparece una idea para dentro de 25 años. Que el número llama la atención. Un cuarto de siglo después de la masacre que está viviendo el bético bien harían los rectores del Ayuntamiento hispalense en elegir una portada que sea bética, que recuerde 25 después a lo que están haciendo del Betis. Que no quede en el olvido. Como este año con la EXPO y el famoso Curro. Al menos eso fue bonito.

¿Cómo estará el Betis en el 2042? Pues fiel a su vida, a su sentimiento, con muchos béticos amando sus colores. Los que de verdad sienten y padecen tanto sufrimiento, a los que aguantan lo inaguantable. Los que un día vieron a su equipo en la UVI y decidieron que ya no podían más. Que su Betis no podía ser un hazmerreír constante. Que su Betis, en las buenas y en las malas, daba alegrías. Si hay alguien en el Betis que aún tiene capacidad para hacerlo bien, que lo haga. Y el que no, que se vaya. No puede haber muchos niños béticos por el mundo como Aitor que sufran desde pequeñito. Lo último que faltaba.

CLICK PARA COMENTAR
El Desmarque